jueves, septiembre 12, 2019

El Paso


Balacera en un Wall Mart. Héroes cotidianos que salvan de las balas a su esposa, a sus hijos, con su propio cuerpo. Mas de 20 fallecidos, entre ellos una niña; gente de Chihuahua, de Juárez, de Zacatecas. El discurso del atacante, crimen racista de odio: para detener la “invasión latina”. White Supremacy, que reivindica el discurso de Trump.

Sería bueno recordar Masacre en Columbine la excelente película de Michel Moore , sobre un tiroteo en una high school, y como en un pueblo cercano a una fábrica de armamento se gesta la idea de las armas como medio para resolver problemas, como sentirse excluido en la escuela. Masacres en las escuelas.

 Según narra David Brooks en America Curios, su excelente columna en La Jornada , hace unos mese, después de la masacre en la Escuela Secundaria de Parklan, Florida, en que murieron 17 personas y 14 fueron hospitalizadas, emergió en toda la Unión el movimiento March For Our Lives, que realizó 800 accinoes.

En esta acción, Emma González, representante de la escuela de Florida, hizo que la multitud guardará 6 minutos y 40 segundos de silencio, y que tratara de imaginar vivir una balacera durante ese lapso, que fue lo que duró el tiroteo en Florida.

 Hagamos el mismo ejercicio y visualicemos una balacera en un lugar de abasto cotidiano, hagamos un ejercicio de empatía con los migrantes latinos que ahora son el objetivo de las masacres.

 El incremento de los ataques de la White Supremacy, tiene que ver con lo que crean las palabras de Trump, el odio racial, el odio a la diferencia, la convocatoria a la confrontación, ante el inevitable cambio de la composición racial de Estados Unidos, que convertirá a los blancos no hispanos en una minoría más.

 La posibilidad de una revolución pacífica y democrática en la Unión Americana se está convirtiendo en una necesidad, que de no suceder podría dar paso a una nueva guerra civil, como las que ha conocido esa nación en el pasado, también por motivos raciales.

 Desde que comenzó el año van más de 253 tiroteos masivos en la Unión Americana. En este país mueren a tiros 96 personas al día, una verdadera guerra civil.

 Detener el racismo y el discurso antiinmigrante en Estados Unidos es tarea de todos los pueblos del mundo, porque estamos representados en la Unión, pero también porque estamos hablando del país más poderoso de la tierra.

 En particular es importante aquí, porque tenemos la frontera más transitada del mundo con esa nación, y 35 millones de mexicanos y mexicanas de aquel lado. Es relevante la actitud digna de Andrés Manuel y su gobierno, de apoyo a las familias, y su pronunciamiento contra el terrorismo racista y por el control del tráfico de armas.

Nuri Fernández, Espacio Social y Cultural La Karakola

Comentanos tu punto de vista y sugerencias para este sitio. Aqui o al correo karakolaglobal@gmail.com

No hay comentarios.: