lunes, septiembre 23, 2019

El Tercer Elemento

En estos días aparecen los actores básicos del cambio: el gobierno, que se propone como tarea servir, en lugar de llevarse lo de todas y todos.
El Congreso y los partidos, que basados en la ya antigua democracia representativa, son el campo de la reforma legislativa, pero también de la lucha por la representación.

Falta la claridad de un tercer elemento que va a darle fuerza y profundidad al proceso: la participación ciudadana, extensa, organizada.

Se han dado iniciativas desde el gobierno en este sentido, desde las iniciativas de Alejandro Encinas en la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, de coordinarse con los colectivos de familiares para la búsqueda de las y los desaparecidos, de la justicia en Ayotzinapa y ahora con la organización civil Las Abejas de Acteal. También en la Secretaría de la Función Pública hay una convocatoria a ciudadanas y ciudadanos para que colaboren como vigilantes contra la corrupción. La Secretaría de Marina convocó a las y los ciudadanos a ayudar a quitar el sargazo de las playas. Juntos por la Paz plantea una iniciativa colectiva y social de escucha y ayuda para tratar las adicciones. El gobierno de la ciudad impulsa la campaña “Si al desarme, si a la paz”, de recolección de armas. Pero falta. Es esencial que haya un proceso de abajo hacia arriba.

Este Tercer Elemento puede ser decisivo para sostener y profundizar la transformación en curso. La participación ciudadana detona la expansión de la democracia directa, de las consultas y plebiscitos. Es probable que en un futuro estas formas de democracia sean las que rijan en el mundo y mediante las cuáles se tomen las principales decisiones.

El Buzón Ciudadano lleva más de 600 reuniones de reflexión y análisis en el Parque del Cartero, y hay así otros núcleos en varias ciudades que se reúnen a debatir sobre lo que ocurre aquí y en el mundo. La diputada Gaby Osorio presentó ya Ley de Espacios Culturales Independientes (ECI) de la Ciudad Es fundamental que haya una participación ciudadana activa y organizada en este cambio. Para informarse y debatir, para mejorar condiciones de vida en barrios, colonias y comunidades. Para enfrentar las cuestiones ecológicas, con acciones simples que provocan cambios.

 Para verdaderamente lograr abatir el problema de la violencia, es necesario tejer comunidad. el primer borrador del proyecto de , que se hacía necesaria porque hay decenas de espacios de esta naturaleza en todo el territorio, que impulsan el arte, la cultura y la participación. Informar y actuar colectivamente ante el acoso y el feminicidio, porque la mayoría de estos hechos suceden en las propias familias o con personas muy cercanas. Porque es necesario que esta sociedad nos mire diferente a las mujeres como sujetos de la vida y del cambio, y no como propiedad objeto.

Es necesario que para buscar la paz y el cese de la violencia, las comunidades se organicen y se visibilicen los problemas, tomar responsabilidad de lo que sucede.

La transformación es una tarea demasiado grande, sólo es posible con la participación de cada uno, de cada una. Cada una, cada uno tendría que tener una tarea propia en la 4T y en los cambios que están ocurriendo.

Nuri Fernández, Espacio Social y Cultural La Karakola

Comentanos tu punto de vista y sugerencias para este sitio. Aqui o al correo karakolaglobal@gmail.com

No hay comentarios.: